¡Apañando a la Prensa Alternativa y Popular! Caracoleando con la Brigada Desborde

¡Apañando a la Prensa Alternativa y Popular! Caracoleando con la Brigada Desborde

El pasado sábado 11 de mayo, nos fuimos a apañar a la Brigada Informativa Desborde, que se encontraba en su jornada anual de diagnóstico y proyecciones y, como esta vez querían preocuparse de hacerla participativa, horizontal, preocupándose tanto por la forma como por el fondo, no se les ocurrió nada mejor que llamarnos a caracolear con ellos y ellas.

Por eso, construimos conjuntamente una jornada basada en un pequeño recuento de la organización (un “registro abierto”, como nos enseñó a Caracol el educador popular Hernán Peralta) para que, en base a lo ya llevaban caminando, decidieran los nuevos caminos a transitar. Una vez que eso estuvo definido, se volvió sobre la experiencia identificando qué “saberes” tenía la organización al respecto, y qué necesitaban aprender en esas mismas dimensiones para fortalecerse el 2019.

Finalmente, con el objetivo del 2019 y las tareas definidas y priorizadas, cada militante de Desborde contó cómo se siente con la organización para afrontar el año, y con qué pegas se comprometen para, recién ahí, delimitar las tareas para este año.

Esperamos que este pequeño empujoncito les ayude a que la pega siga creciendo. ¡Hoy más que nuinca necesitamos medios de comubnicación alternativos, populares y comunitarios!

 

¡Ante la enfermedad de nuestra salud, el remedio es la lucha y organización! Discurso de Camila Jorquera en el 6to Congreso Nacional de Salud

¡Ante la enfermedad de nuestra salud, el remedio es la lucha y organización! Discurso de Camila Jorquera en el 6to Congreso Nacional de Salud

El pasado 26 y 27 de abril de 2019, se realizó el VI Congreso Nacional de Salud, espacio que reunió a más de 200 delegados y delegadas territoriales de todo Chile a conversar y acordar, desde las bases, propuestas para cambiar el sistema de salud en Chile, en crisis desde el ingreso de las lógicas capitalistas a éste.

En la inauguración de dicho Congreso, que contó con un pequeño granito de arena metodológico aportado por Caracol, Camila Jorquera -dirigenta de nuestra organización hermana, el Centro Comunitario de Las Cañas en Valparaíso, y mamá de Amelia Salazar Jorquera, la pequeña de un año y nueve meses que murió víctima del sistema de salud chileno perverso y deshumanizado- dio un potente discurso que ahora compartimos con todos y todas:

“Buenas Tardes a todas y a todos, a los usuarios de la salud, a vecinos de Valparaíso, organizaciones comunitarias, sindicatos de trabajadores, funcionarios, representantes de la instituciones de la salud, autoridades… y a todos/as las/os participantes de todo el país que vienen al 6to congreso.

Es muy difícil estar en este lugar, hablar en nombre de nosotros/as los usuarios y usuarias del sistema de salud público de nuestro país,  para traer aquí parte de la historia de miles de familias que han sido víctimas del sistema deshumanizador e indigno.  Vengo hablar por los excluidos/as, los que no están dentro de los parámetros y metas ministeriales.

Principalmente estoy aquí para contar lo ocurrido con Amelia, mi amada hija de 1 año y 9 meses, que fue víctima de este sistema perverso y deshumanizado, que nos la arrebató.

Amelia, una pequeña sana y feliz, criada en un círculo de protección y amor… Amelia tenía todo para ser una niña plena… sin embargo, el sistema le falló,  todos le fallamos.

En junio pasado tuvo algunas enfermedades propias del invierno, hasta que el día 4 de Julio, se topó con un equipo que no tomó las mejores decisiones, decisiones que le costaron la vida a mi hija, en  un hospital que días después fue declarado en abandono por el propio ministro de salud Emilio Santelises y,  principalmente, Amelia murió por no ser de una clase que pudiese solventar su derecho a una salud digna.

El día de ayer 26 de abril, después de 9 meses, supimos oficialmente que la contraloría confirmó la destitución de la doctora Elisa Rojas Ramírez, encargada de la UCI que decide por la vida de nuestra hija, al no desbloquear una cama de cuidados intensivos que estaba disponible en el mismo recinto hospitalario, cama que tenía reservada para el día siguiente, negando la atención que Amelia necesitaba en ese momento. Le quito la oportunidad de recibir tratamiento y atención especializada Esta doctora fue sancionada con no ejercer en el sistema público por 5 años, pero continúa prestando servicios en las clínicas privadas de la región.  Esto demuestra la falta de legislación que existe sobre la responsabilidad ética de los profesionales de la salud.

Pareciera ser que lo sucedido con Amelia es una falta de criterio o responsabilidad personal de esta profesional médico. ¡Claro que lo es, sin duda lo es Pero también es un síntoma o reflejo de una falta de Responsabilidad Social Profesional.  Responsabilidad Social Profesional que no es necesariamente innata, que se debe enseñar en la formación de profesionales y luego en el ejercicio profesional.

El primer principio de la Responsabilidad Social es cuidar el bien social de la profesión. En este caso el bien social que la médico, y todo un sistema debe cuidar, es la salud de todos y todas, sin exclusión de ningún tipo, sin privilegios, sin escatimar en esfuerzos y con el máximo rigor profesional. Y eso falló con Amelia. Y cuando falla, falla todo un sistema, toda una sociedad se ve perjudicada perdiendo la confianza básica en las instituciones que cimientan una comunidad, una ciudad, un país. De ahí que no tan solo se le falló a Amelia y a quienes la amamos (que somos muchxs) sino que a todo un país.

Al pasar los días se han acercado muchos casos de familias, que han vivido situaciones similares, donde han fallecido esperando atención o donde equipos médicos  han tomado erradas  decisiones que han desencadenado en la muerte de miles de niños y niñas.

Hoy están presentes algunas de esas familias que han sufrido al igual que nosotros la perdida de sus hijos/as, los saludamos y acompañamos en este proceso de duelo y justicia y les comunicamos que a través de Justicia para Amelia, se realizará una unidad de asesorías y acompañamiento a familias que hayan sufrido con sus niños y niñas situaciones de negligencia médica.

Pero no todo tiene que ver con el estado actual del sistema público de salud de nuestro país, también existen otras situaciones que precarizan aun más la calidad de vida de quienes no pertenecemos a la clase privilegiada: El 12 de abril de 2014 fuimos víctimas del megaincendio intencional más grande de la historia de Valparaíso. 16.000 personas damnificadas, 3.300 viviendas destruidas, 15 víctimas fatales​ y más de 500 heridos,  donde no solo el fuego se lleva las viviendas y espacios públicos, sino que también la historia, los recuerdos y  vidas de familias de los 7 cerros afectados.  El 12 de abril de 2014 nuestras familias también fueron afectadas por el fuego, pero aún así no nos pudieron doblegar, nos levantamos, nos vimos las caras y con organización salimos adelante. Cuatro años después, las secuelas de ese mismo incendio volvieron a nuestras vidas… cuatro años después del megaincendio intencional y seguíamos atendiéndonos en containers… lo que era una medida provisoria de cuatro meses se convirtió en el centro de salud donde se atendió Amelia toda su corta vida…

El provisorio CESFAM Las Cañas, no cumple con las condiciones y normas mínimas que el mismo Ministerio de salud exige… hoy en día más de 10 mil usuario nos seguimos atendiendo en un lugar que no cuenta con la cantidad de box ni los profesionales necesarios para una atención digna…el piso del CESFAM las cañas se está hundiendo, los trabajadores están hacinados, los containers deben ser devueltos y el terreno debe ser recuperado por la Escuela Publica David Ben Gurión, que cedió provisoriamente el patio para el funcionamiento del actual CESFAM…

Sabemos que las autoridades, incluso las presentes no se atienden en el sistema publico, no son Fonasa,  no tienen que ir a las 6 de la mañana con frio y lluvia a pelear una hora médica, no viven en carne propia lo que significa atenderse en containers.. ustedes no tienen idea.

Y es por esto que exigimos a las autoridades dar respuesta de manera urgente a la búsqueda de terreno… no puede ser que el único terreno “apto” para la construcción del cesfam (según las propias autoridades del Servicio de Salud Valparaíso San Antonio) esté siendo ocupado por Carabineros de Chile y que estos (de manera antojadiza) decidan que no se moverán del lugar…nos preguntamos, entonces ¿quién manda en este país? ¿Hasta cuándo tendremos que esperar? ¿Cuántas Amelias más deben morir para que las autoridades reaccionen y cumplan con el derecho básico de nuestros niños y niñas a recibir una salud y un trato digno?

A raíz de la muerte de Amelia y luego de 5 cuatro años del incendio… se forma una MESA COMUNITARIA POR LA SALUD DIGNA, donde diversas organizaciones comunitarias, sociales, sindicales, culturales y de salud nos comenzamos a articular en post de la recuperación del derecho de la salud, exigiendo justicia social para Amelia, esa justicia social que tanto le han negado a nuestros pueblos. Nos hemos ido encontrando para transformar de raíz este nefasto sistema de salud que no está a la altura de lo que nuestro pueblo necesita, posicionando las problemáticas y reflexiones desde los territorios, aportando con una visión que siempre es invisibilizada por las autoridades, la voz y opinión de quienes nos atendemos en el sistema público de salud, de quienes vivimos a diario las falencias. Desde hace 10 meses en Valparaíso el tema de la salud lo hemos posicionado en las calles de nuestra ciudad, por quebradas y escaleras escurren los gritos que exigen justicia social para Amelia, y para que nunca nadie más tenga que pasar por esta terrible situación, de ver cómo se les niega el derecho a la salud.*

Entendemos, en este sentido, que la transformación del sistema no pasa solamente por nosotros como usuarios y usuarias, sino que pasa por el empoderamiento del pueblo completo y sus diversos actores sociales. Es por eso que debemos estrechar lazos con los trabajadores del sistema de salud, porque un mal servicio, una mala atención también pasa por las precarias condiciones de trabajo que tienen que soportar los trabajadores y trabajadoras.

Sin embargo, también entendemos que  no todos los trabajadores de la salud, están de nuestro lado, que no son de nuestra misma clase social, que están en la vereda contraria, que están en sus puestos de trabajo solo para engordar sus bolsillos, sin preocuparse de que en este país la salud lamentablemente es un privilegio.

El Estado no es garante de este derecho humano fundamental, es ahí donde nos cuestionamos cuál es el rol social que debiesen tener los funcionarios del sistema de salud, que comprendan que en su puesto puede estar en juego la vida de una persona, de una niña, y que esto no puede estar bajo los intereses del mercado. No se trata solamente de aumentos de sueldos,  sino que ahora lo primordial es la lucha por un nuevo sistema de salud desde el cual las condiciones laborales de ustedes estén integradas, pero ya nunca más solos, pobladores y trabajadores unidos y organizados para transformar este nefasto sistema de salud.

Pero transformar esto sabemos que tomará su tiempo, demos espacio al trabajo de base para fortalecer nuestra lucha desde abajo, debemos movilizar nuestras fuerzas, hacer escuchar nuestro malestar en todos los rincones de nuestro país, debemos impulsar la movilización social, hacer notar nuestro dolor y rabia contenida en las calles,  porque en las calles codo a codo somos muchos más que dos…

La dictadura militar construyo el actual Congreso Nacional, donde hoy estamos este frío y ajeno lugar… este era el terreno del Hospital Enrique Deformes, donado por doña Juana Ross a los ciudadanos de Valparaíso para que se construyera en ese lugar un hospital para la salud materno infantil.. Y que significa esto, un centro de salud que tenga instalaciones y profesionales acorde con las necesidades de la niñez y las madres, profesionales que tengan la sensibilidad y capacidades para trabajar  con esta población… Es por esto que hoy, en este lugar, exigimos que el Estado de Chile devuelva a Valparaíso un Hospital Materno Infantil y hacemos un llamado a una marcha nacional por la infancia y por la recuperación del derecho a la salud, que las organizaciones sociales, sindicatos, trabajadores de la salud, estudiantes y sobre todo la comunidad, se levante este 4 de julio a marchar para exigir nuestras demandas.

Por todas aquellas personas que nos han dejado producto de este sistema de salud precarizado,

por el fin al lucro en salud,

por el fin efectivo y real de las listas de espera,

por un hospital materno infantil en Valparaíso,

por la recuperación de nuestro derecho a la salud

y por la memoria viva de nuestras hijas Por Amelia Salazar, Por Florencia Retamales, Por Martina Cuello Poblete, Por Emilia Monroy, por todos los niños y niñas víctimas de este sistema, seguiremos de pie.

Porque ante la enfermedad de nuestra salud, el remedio es la lucha y organización.

Salud digna para todxs

¡JUSTICIA PARA AMELIA!

Muchas gracias.”

Vea el video haciendo click aquí

[VIDEO] Las metodologías participativas según el Colectivo Caracol

[VIDEO] Las metodologías participativas según el Colectivo Caracol

A finales del año pasado, las compañeras del proyecto Jugarse Ludotecas se nos acercaron a contarnos de un nuevo proyecto: generar una serie de videos donde diferentes expoeriencias que apuestan a lo lúdico como herramienta educativa pudieran compartir lo que hacen. La idea nos pareció muy interesante y aceptamos su invitación a participar…

En eso, llegó marzo y con el, llegó nuestra III EScuela de Sistematización “Amelia Salazar Jorquera”, instancia donde nos reunimos un grupo de organizaciones hermanas a aprender a sistematizar nuestras prácticas organizativas para aprender de ellas. Y cuando estábamos en medio de la escuela… ¡paf! ¡Aparecen las cumpas a grabar!

Por eso, el video que compartimos acá -y que le agradecemos de corazón a Jugarse Ludotecas- muestra un poquito lo que fue esa experiencia, y cuenta -en la voz de Daniela, Lore y Joni- nuestro rollo de porqué es necesario sistematizar para hacernos más fuertes como pueblo en movimiento, y cómo las metodologías participativas y el juego pueden ser facilitadores de ese proceso.

¡OJALÁ LES GUSTE!

 

Si les interesa ver el resto de las experiencias, pues dele click a esta página:

http://www.jugarse.cl/ 

y Si les interesa saber más de la experiencia de Jugarse Ludotecas, intrusee por acá:

https://www.facebook.com/jugarseludotecas/ 

O lea este artículo que acaban de publicar en la Revista Trenzar:

Ludoteca en la Vespertina: Jugarse desde el nosotros y nosotras. Una experiencia de educación popular con niñas y niños

Caracoleando en la Universidad Abierta de Recoleta… ¡compartiendo saberes!

Caracoleando en la Universidad Abierta de Recoleta… ¡compartiendo saberes!

Cada jueves, alrededor de las 18 horas, nos vamos moviendo a paso de caracol al colegio Paula Jaraquemada de Recoleta, para comenzar con una nueva jornada del curso “Herramientas participativas para el trabajo comunitario” en la Universidad Abierta de Recoleta (UAR), curso que realizamos junto al Nucleo Sentipensante de Metodologías Participativas -compas con los que nos llevamos enredando hace un tiempo en nuestro quehacer- y el Colectivo Vamos Viendo.

 

¿Por qué en la UAR? Es necesario contestar esta pregunta porque nos rondó desde el inicio: porque coincidimos con su propuesta de la formación de sujetos críticos, el acceso a la pluralidad del saber, la construcción comunitaria y en el transformar el orden mencantilizador; porque nos permite seguir compartiendo saberes entre compas de la zona norte de Santiago -al que habíamos llegado menos- y porque era una buena excusa para volver a trabajar con el Núcleo…
Desde nuestra trinchera -la “Educación Popular” y la “Sistematización Militante”-, seguimos apostando a producir saberes desde nuestras prácticas. Por eso, un requisito clave para el curso era ser parte de una organización social, para apostar a la autoeducación y fortalecer a las organizaciones en sus territorios. Hoy, asisten alrededor de 20 compañeras y compañeros con los que vamos co-construyendo saberes, con quienes seguimos por el camino del aprendizaje colectivo y con quienes armamos el programa del curso, porque desde las necesidades de la comunidad (comun-unidad) avanzamos.
Ya vamos para la tercera sesión, de trece que contempla el curso. Y si todo sale bien, ¡repetimos el curso para la gente que se quedó fuera!… así que nos vemos el próximo jueves en el Soviet Jaduísta…😜🤣😜🤣
¡Vamos lento porque vamos lejos!
Tercera Escuela de Sistematización “Amelia Salazar Jorquera”: ¡Seguimos produciendo y compartiendo saberes!

Tercera Escuela de Sistematización “Amelia Salazar Jorquera”: ¡Seguimos produciendo y compartiendo saberes!

Abril comienza y nos encontramos a pocos días de cumplir seis años de intenso y fructífero trabajo caracolero. Como una celebración anticipada, y para iniciar este 2019 llen@s de energía, durante marzo dimos curso a la realización de la Tercera Escuela de Sistematización organizada por nuestro colectivo, esta vez bautizada como “Amelia Salazar Jorquera”, en memoria y homenaje a la pequeña luchadora de los cerros de Valparaíso que murió a manos del perverso sistema de salud neoliberal en julio de 2018.

A diferencia de las Escuelas precedentes –“Óscar Jara” en 2017 y “Hernán Peralta” en 2018- esta versión abarcó ambos métodos de sistematización propuestos por los educadores populares, incorporando reflexiones, discusiones y ejercicios prácticos que buscaron hacer dialogar teoría y práctica, así como acercar cada una de las propuestas a la realidad de las organizaciones participantes.

De esta forma, durante los días 23 y 24 de marzo del 2019, nos encontramos con nueve organizaciones con las que habíamos trabajado durante el año precedente, en la sede de la ONG ECO – Educación y Comunicaciones: el Núcleo Sentipensante de Metodologías Participativas de la Universidad de Chile, el Colectivo Feminista “Re-Sueltas Populares”, las Cooperativas de Trabajo Coenergía y Centro Alerta, la organización “Autoconvocadxs por la Salud” de Chiloé, la Escuela de Comunicaciones Alicia Vega, la Escuela Popular Víctor Jara, la Escuela Artística Comunitaria de Lo Espejo y el Colegio Paulo Freire.

Durante el primer día nos conocimos y adquirimos confianza, presentando objetos valiosos o “trayendo al presente” a luchadores y luchadoras que queríamos invitar a acompañarnos en la Escuela. También nos adentramos en la historia de la sistematización de experiencias en América Latina, y compartimos diversos productos de sistematización de organizaciones nuestroamericanas. Al mismo tiempo, logramos identificar los saberes que cada organización tenía, los que le faltaban y los que debíamos aprender para potenciar el desarrollo del movimiento popular. Además, y luego de un gratificante almuerzo comunitario y de un momento para re-activarnos, conocimos la propuesta de sistematización de cinco pasos del educador peruano costarricense Oscar Jara; aprendimos a diferenciar el objetivo, objeto, eje y producto de una sistematización; y evaluamos la Jornada.

El segundo día de trabajo nos volvimos encontrar, y luego de un rico desayuno colectivo nos propusimos reconstruir nuestras prácticas organizativas a través de un ejercicio de recuento del trabajo del día anterior y de la reflexión sobre la integración de la dimensión sentipensante y la relevancia del trabajo grupal en nuestro quehacer cotidiano. Luego conocimos el “método Churruata” de sistematización, propuesto por el educador popular Hernán Peralta, indagando en sus características, pasos y requerimientos. Una vez compartido este saber, las organizaciones asistentes se dieron a la tarea de elaborar y evaluar diferentes propuestas de sistematización, como un primer empujón para comenzar el 2019 con dicho horizonte en mente.

La Escuela concluyó, entre palabras emocionadas, cariños y obsequios, con el compromiso de nuestro Colectivo y de las organizaciones asistentes de continuar con el trabajo iniciado y de seguir fortaleciendo, a paso lento pero seguro, el movimiento popular, dando la batalla de las ideas, produciendo y compartiendo saberes desde nuestras experiencias organizativas gracias a la herramienta de la sistematización. Ahora, ¡manos a la obra!

*** Si quieres conocer más sobre Amelia y como apoyar la lucha para que ningún niño o niña de nuestro pueblo muera por falta de atención médica, ingresa acá: http://www.justiciaparaamelia.cl/