Caracol hace su IV Escuela de Verano “Educación Popular para el Poder Territorial” con asambleas de Valparaíso y Viña del Mar

Caracol hace su IV Escuela de Verano “Educación Popular para el Poder Territorial” con asambleas de Valparaíso y Viña del Mar

Representantes de 15 asambleas, cabildos y coordinadoras de la Quinta Región se hicieron presentes en la escuela que se desarrolló los días sábado 8 y domingo 9 de febrero en el Cerro Polanco.

A finales de enero, como es costumbre ya para Caracol – El apañe de los piños, realizamos nuestra IV Escuela de Verano “Amelia Salazar Jorquera”. Sin embargo, como el contexto nacional cambió, nuestra escuela también debía cambiar. Así, pasamos de organizar un espacio para compartir metodologías y técnicas para la sistematización de experiencias para organizaciones populares (como fue en sus tres primeras versiones, entre el 2017 y el 2019) a una escuela centrada en compartir herramientas de la educación popular para las asambleas territoriales autoconvocadas que han florecido por todo Chile desde el inicio de la revuelta popular del 18 de octubre.

Así, en su versión Santiago, la escuela -que llevó por subtítulo “Educación Popular para el Poder Territorial”– congregó a representantes de una veintena de asambleas de la región metropolitana, incluyendo algunas que llegaron desde otras regiones.

Fue así como las y los participantes de Valparaíso que asistieron, nos plantearon la posibilidad de repetir la escuela pero ahora en la Quinta Región, sobre todo con los Cordones Territoriales de Valparaíso, la coordinación de asambleas que surgió en esa ciudad.

Entusiasmados con la idea, planificamos todo en una semana y una delegación caracolera se dejó caer el sábado 8 y domingo 9 de febrero en el CVD Molinos – Polanco, para encontrarnos con un entusiasta grupo de representantes de las asambleas territoriales de Plaza Yungay, Cerro Alegre, Yerbas Buenas, Rodelillo en Resistencia, Marimonjas, Eje Ecuador, Playa Ancha, Descanso & Resistencia, los cabildos de Lomas de Chorrillos y Esperanza, el Colectivo Vecinal Bellavista Despiertx, la Coordinadora Territorial Los Placeres, el Cordón Siete Cerros y las asambleas Territorial Reñaca Alto y Marga-Marga desde Viña del Mar.

Así, en casi 10 horas de trabajo ininterrumpido cada día, repasamos prinicipios de la educación popular que pueden ser útiles para el trabajo asambleario, hicimos diagnósticos participativos, identificamos saberes necesarios para fortalecer los procesos de articulación territorial, repasamos un ratito algunas ideas del maestro Freire, vimos los “pasos” para construir talleres desde la perspectiva educativa popular y elaboramos propuestas concretas para que las y los ahora educadores populares de la Quinta Región pudieran desarrollar con sus organizaciones territoriales.

Cuando vemos como el mes de marzo se acerca a pasos agigantados y, tal como se repite en cada conversación, sabemos que será un mes lleno de movilización popular, espacios como éste son importantes para que nuestras acciones como movimiento popular sean más participativas, democráticas y radicales políticamente.

De igual forma, en tanto sabemos que será un mes de mucha represión estatal, un recreo de aprendizaje como el que vivimos -muy sesudo a veces, pero también cargado de juegos, comidas compartidas y abrazos colectivos-, es una recarga de energía necesaria para afrontar colectivamente el horror del terrorismo de Estado que ha desatado el gobierno contra el pueblo movilizado.

Así, satisfechos y satisfechas por la tarea cumplida, Caracol dejó las tierras de nuestra querida Amelia Salazar Jorquera que, aunque no estaba físicamente con nosotros y nosotras, revoloteaba por los salones del CVD Molinos-Polanco, más viva que nunca en la lucha de los cerros de Valparaíso.

.

La lucha secundaria crece y se autoeduca… a ambos lados de la cordillera (Entrevista a MUS y ACES)

La lucha secundaria crece y se autoeduca… a ambos lados de la cordillera (Entrevista a MUS y ACES)

En el marco del desarrollo de nuestra “IV Escuela de Verano Amelia Salazar Jorquera – Educación Popular para el Poder Territorial” realizada en Santiago en enero del 2020, tuvimos la visita de Ciro y Santiago, dos compañeros del MUS – Movimiento de Unidad Secundaria, que viajaron desde Buenos Aires, Argentina, invitados por la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios ACES.

En esta pequeña entrevista nos comentaron desde su perspectiva cómo han visto nuestra revuelta popular iniciada en octubre de 2019, y cómo ha sido relevante el protagonismo de jóvenes y secundarias/os para las luchas en Chile y toda Latinoamérica.

De igual forma, aprovechamos para conversar con el grupo de integrantes de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios ACES, que llegó a la escuela. Allí, nos contaron cómo se venía – en esa fecha – el llamado a movilizarse contra la PSU y cómo el gobierno no ha cesado en la criminalización de las distintas formas de lucha de sus compañeras y compañeros, dejando claro además que el trasfondo de las movilizaciones contra la PSU tiene que ver con enfrentar el sistema de educación de mercado que hoy rige en Chile.

Para no ser menos, le pedimos a dos de sus integrantes que nos regalaran unas palabritas para compartir con ustedes.

Aún en medio de la represión: ¡autoeducación!

Pero esta invitación no era el primer apañe que teníamos con la muchachada secundaria. A comienzos de enero, convocados por la Comisión de Género y la Comisión de Vinculación de la ACES, pudimos concretar un proyecto en conjunto que teníamos planificado desde antes incluso que empezara la revuelta popular: una Escuela de Formación en Educación Popular.

Esta escuela nació a petición de estas comisiones quienes, interesadas de que su trabajo con diversos colegios fuese horizontal y participativo, requerían de mayores herramientas teóricas y prácticas sobre educación popular y metodologías participativas.

Así, durante tres días nos encontramos para aprender colectivamente, planificando talleres y jornadas de trabajo que la organización quiere desarrollar durante su trabajo cotidiano del 2020. Una escuela que se dio en medio de todo el proceso de movilización contra la PSU y la consiguiente represión del gobierno de Sebastián Piñera, con jornadas de trabajo que a veces se interrumpían por alguna noticia o por algun punto de prensa que la ACES debía dar.

A pesar de todo, y por la porfía tan propia de la muchachada secundaria, la escuela se desarrolló con éxito y, esperamos, los resultados se verán en las diversas actividades que organice la ACES con sus pares.

Tallereando con la ACES

Para cerrar, solo queda repetir lo que las chiquillas y chiquillos nos enseñaron: Lo que empezaron las y los secundarios… ¡lo termina el pueblo organizado!

Así fue el lanzamiento del libro “La educación popular latinoamericana” de Oscar Jara… ¡al estilo caracolero!

Así fue el lanzamiento del libro “La educación popular latinoamericana” de Oscar Jara… ¡al estilo caracolero!

El primer lanzamiento en Santiago

Oscar Jara Holliday es un referente de la educación popular nuestroamericana. Por eso, cuando supimos que ya tenía listo su último trabajo “La educación popular latinoamericana. Historia y claves éticas, políticas y pedagógicas” no dudamos en ponernos en contacto con él para publicar su libro acá al sur del continente.

No era la primera vez que trabajábamos en conjunto. Hace unos años editamos su trabajo titulado “La sistematización de experiencias. Práctica y teoría para otros mundos posibles” (Ed. Quimantú – Caracol, 2016), un texto de referencia para la sistematización militante y herramienta útil ya que, como organización, ocupábamos el método de Oscar para el trabajo de apañe a organizaciones que quisieran producir saberes desde sus luchas.

Sin embargo, los planes originales de edición fueron mutando con el paso del tiempo. Así, el libro que debía publicarse en noviembre del 2019, se fue posponiendo por el inicio de la revuelta popular. La urgencia de estar en las calles y apañando a las asambleas territoriales nos atrasó este reencuentro con Oscar.

Finalmente, llegó enero y pensamos que la IV Escuela de Verano “Amelia Salazar Jorquera” para asambleas territoriales autoconvocadas que organizamos como Caracol, era el marco ideal para retomar el proyecto y lanzar el libro. Y así fue… el sábado 25 de enero, luego de la primera jornada de la Escuela, hicimos el lanzamiento del libro en Santiago, en la Junta de Vecinos Parque Juan XXIII de Ñuñoa. Un lanzamiento muy al estilo caracolero, sin “grandes expertos” hablando sobre el libro, sino puro pueblo compartiendo experiencias. Así, hubo música en vivo -gracias a los chinchineros Gabriel y Marcelo y la trova de Manolo Machuca-, conversaciones sobre educación popular y técnicas grupales donde, a partir del juego, hicimos análisis de coyuntura y diagnósticos de los saberes que necesitamos para mantener la revuelta popular viva.

Nos repetimos el plato… ¡en Valparaíso!

El asunto es que la escuela fue un éxito y, por lo mismo, las y los cumpas de los Cordones Territoriales de Valparaíso nos pidieron repetir la IV Escuela de Verano con asambleas territoriales autoconvocadas de la V Región. Así que para allá partimos, y obviamente también aprovechamos de lanzar el libro de Oscar en esa ocasión.

Instalados en el CVD Molinos-Polanco, la tarde del sábado 8 de febrero partimos este segundo lanzamiento con el rap de “Ojos y Boca”, seguimos con conversación y terminamos nuevamente jugando, haciendo algunas técnicas de teatro de las personas oprimidas que nos ayudaron a conocernos y hacer un análisis colectivo de lo que hemos vivido estos casi cuatro meses de revuelta.

¿Y si quiero conseguir el libro, cómo lo hago?

Con la Editorial Quimantú compartimos el lema de que los libros son herramientas de lucha, no objetos de consumo. Por lo mismo, el ampio catálogo de esta editorial popular se mueve por círculos populares, en ferias populares del libro, en librerías que respetan los precios y, sobre todo, a través del viejo y conocido “mano a mano”, que permite tener la excusa para iniciar una conversación y hacer crecer las redes. Por ello, te ofrecemos varias alternativas:

  1. Si eres de Santiago, puedes mandarnos un correo a caracolpopular@gmail.com o contactarnos por facebook o instagram. Allí, un caracol o caracola se pondrá de acuerdo contigo para reunirse.
  2. Si eres de otra región, puedes mandar un correito y nos ponemos de acuerdo para enviarte el libro. Solo debes hacer el depósito a la cuenta que te llegará y te enviaremos el libro por CorreosChile (y pagas el costo de envío una vez que lo retires)
  3. Estamos haciendo algunos puntos de venta directa, donde nos movemos con todo nuestro materal educativo a alguna plaza céntrica y aprovechamos de conocernos… ¡Atento/a a nuestras redes sociales!

Si quieres revisar el índice del libro, pincha acá abajo:

Caracol realizó su IV Escuela de Verano para Asambleas Territoriales Autoconvocadas en Santiago

Caracol realizó su IV Escuela de Verano para Asambleas Territoriales Autoconvocadas en Santiago

El pasado sábado 25 y domingo 26 de enero, en la sede de la Junta de Vecinxs Parque Juan XXIII (Ñuñoa) se realizó la IV Escuela de Verano “Amelia Salazar Jorquera”: Educación Popular para el Poder Territorial, la que congregó a participantes de 17 organizaciones populares entre asambleas territoriales autoconvocadas, asambleas feministas y juntas de vecinos/as que están participando de procesos de coordinación territorial desde el inicio de la revuelta popular. Así, nos reunimos a compartir experiencias de organización territorial que emanan de diferentes sectores de Santiago (Conchalí, Cerro Navia, Peñalolén, Pedro Aguirre Cerda, Santiago Centro y Ñuñoa) y de otras partes del país (Valparaíso y Copiapó).

En la escuela, en dos días completos de intenso trabajo, se compartieron algunos elementos fundantes de la educación popular, metodologías y técnicas participativas para el trabajo territorial, enfoques teóricos y prácticos para la concientización (desde la perspectiva de Paulo Freire) y la elaboración de propuestas de jornadas autoeducativas para las asambleas.

¿Cómo surge esta Escuela de Verano?

Caracol – El apañe de los Piños es una organización de educación popular, comunicación popular y sistematización de experiencias que nace en abril del 2013. Conformada por educadoras y educadores populares de todo Santiago, compartíamos desde el primer día el diagnóstico de que era necesario fomentar la sistematización de las experiencias organizativas populares, para producir saberes útiles que vinieran de las propias luchas sociales y populares y que sirvieran para fortalecer y proyectar esas luchas en autonomía, comenzando un proceso de “apañe” a organizaciones hermanas que ya lleva 6 años de recorrido.

En ese camino, en enero del 2017, realizamos nuestra primera Escuela de Verano “Oscar Jara” en la que nos reunimos con una docena de organizaciones populares a aprender a sistematizar sus experiencias con el método del educador popular peruano-costarricense que homenajeamos. El año siguiente, hicimos lo mismo compartiendo el método del educador popular chileno Hernán Peralta, en la escuela que llevó su nombre. Luego, el 2019 ensayamos una escuela donde compartimos con las organizaciones hermanas ambos métodos, mezclados con técnicas participativas propias de la educación popular, en la que llamamos Escuela “Amelia Salazar Jorquera”, homenajeando a la pequeña luchadora porteña que aún guía nuestro trabajo.

¿Por qué una Escuela enfocada en las Asambleas Territoriales?

Luego de la rebelión popular que comenzó el 18 de octubre, como Caracol hemos tratado de apañar a las organizaciones sociales y populares compartiendo análisis de coyuntura, materiales educativos, cartillas y videos que dan datos útiles para levantar cabildos y asambleas territoriales, además de realizar talleres y “apañes metodológicos”. En el actual escenario, como organización apostamos al fortalecimiento de los Cabildos, Asambleas Territoriales, Trawün y otras formas organizativas que están surgiendo y materializando, territorialmente, el poder popular. Creemos que de esas formas nuevas, podemos parir nuevas realidades.

Hemos visto y acompañado en estos casi tres meses diversos ejercicios asamblearios de base, comprobando cómo se ha dado en ellos un gigantesco proceso autoeducativo popular. Sin embargo, de igual forma hemos constatado la necesidad de contar con mayores herramientas metodológicas participativas que faciliten esa labor autoeducativa, que fortalezca ese protagonismo popular y la democracia directa de las bases. Por ello, quisimos este 2020 invitar a las Asambleas Territoriales, Cabildos y Trawün a una escuela enfocada en compartir y producir metodologías y técnicas participativas propias de la Educación Popular para fortalecer esos procesos de Poder Territorial que están emergiendo. Como siempre, todo levantado desde la autonomía y autogestión popular. No lo sabemos todo pero –como suele ocurrir en cada práctica de nuestro pueblo- lo que sabemos, lo compartimos.

¿Y el futuro?

A partir del éxito de la jornada, estamos gestionando la posibilidad de llevar esta IV Escuela de Verano a otras regiones del país. Pronto les contaremos novedades.

¡Ah! Y a no olvidar que… ¡Todo el poder a las asambleas!

“Territorio y poder” (Nueva columna sobre Chile de Raúl Zibechi)

“Territorio y poder” (Nueva columna sobre Chile de Raúl Zibechi)

Publicado originalmente el 31 de enero de 2020 en el periódico mexicano “La Jornada”

Los movimientos antisistémicos y las relaciones sociales no capitalistas, cobran fuerza y se potencian cuando echan raíces en territorios recuperados y bajo control de sujetos colectivos. Una de las claves de esta potenciación de los movimientos consiste en que los territorios nos brindan la posibilidad de construir poderes propios, fuera del control de las instituciones estatales.

Si las mujeres zapatistas pueden decir que en el año pasado no hubo feminicidios en sus tierras, es porque se han hecho fuertes (empoderadas, diría la academia), capaces de defenderse, activando las nuevas relaciones sociales que están construyendo. Algo similar puede decirse de otros pueblos en movimiento, en particular en América Latina.

De algún modo, podemos calibrar la fuerza de un movimiento por su grado de territorialización; ya que los otros modos de evaluar las potencias colectivas, como la cantidad de personas que se movilizan, siendo barómetro, no resulta suficiente para construir algo nuevo, diferente y duradero. El territorio puede ser la casa común donde nacen y crecen otros mundos.

Las asambleas territoriales que se han creado en Chile al calor de la rebelión popular que estalló el 18 de octubre, son la creación más importante del pueblo chileno, porque encarnan la autoorganización colectiva para resistir y crear nuevas relaciones, por fuera del mercado y el Estado. En noviembre pasado, en Santiago había 120 asambleas territoriales enlazadas en dos coordinadoras, según la zona de la ciudad, con fuerte arraigo entre los vecinos movilizados (https://bit.ly/2RwOzSu).

El 18 de enero en el encuentro de la Coordinadora de Asambleas Territoriales eran casi 200 (se registraron 164, siendo 24 asambleas de fuera de Santiago). Al encuentro asistieron más de mil delegados, que se organizaron en 20 grupos de trabajo para debatir sobre cuatro temas: la coyuntura constituyente, el pliego de demandas (salud, educación, seguridad social, vivienda, etcétera), derechos humanos y construcción de poder territorial.

El colectivo de educación popular Caracol fue el encargado de promover dinámicas para que circulara la palabra y no quedara monopolizada por los varones militantes. En su análisis, las asambleas territoriales son el aspecto organizativo más relevante de la revuelta en curso, que generó un clima de ingobernabilidad nunca visto en la posdictadura, sólo comparable con las jornadas de protesta contra Pinochet entre 1983 y 1986 (https://bit.ly/37OfIGp).

Define a las asambleas como poder popular local en las ciudades, ya que resuelven sus problemas más urgentes por mano propia y colectiva, sin perder el horizonte nacional. El colectivo Caracol nos recuerda que la asamblea y la educación popular son las formas organizativas legitimadas por el Chile de abajo, formas de democracia directa que están en la base de los movimientos estudiantil, feminista, medioambiental y en las protestas territoriales. Por eso actualizan las viejas consignas de todo el poder a las asambleas y “levantar dos, tres… mil asambleas territoriales”.

En la apertura del encuentro, realizado en la Escuela de Artes y Oficios de la Universidad de Santiago, se leyó un comunicado de la Coordinadora de Asambleas Territoriales (CAT) que rechaza la convocatoria desde arriba de la asamblea constituyente, mientras defiende un proceso para una nueva Constitución desde las asambleas, los cabildos y los movimientos populares (https://bit.ly/315VNAb).

Apuesta a fortalecer el sujeto popular con base en el trabajo solidario y colectivo en los barrios, la autoeducación y autoformación popular, y defiende una democracia directa sin jerarquías. Llama a destituir a la clase política, al poder y a las militancias tradicionales, mientras defiende la idea de vivir en comunidad y tejer lazos de confianza en los territorios.

Este es el núcleo de la rebelión y la herencia político-cultural más importante para las próximas generaciones de rebeldes. Así como el levantamiento ecuatoriano parió un Parlamento Indígena y Popular donde se coordinan ya 200 movimientos, el estallido chileno se condensa y adquiere densidad política en la red de asambleas territoriales.

La experiencia nos enseña que la acción multitudinaria intensa, que suele denominarse ciclo de protesta, se desgrana con el paso del tiempo. Para que las prácticas colectivas no se diluyan, para que la dignidad se haga costumbre, como señala la Coordinadora, lo vivido por miles de personas debe cristalizarse en estas organizaciones territoriales, que seguirán horadando el sistema, en silencio, cuando los focos mediáticos se apaguen.

Hay mucho para debatir y para seguir aprendiendo. Como crear nuestra propia agenda y no depender de la agenda de arriba; como rehuir la lógica de llevar a las instituciones o al escenario macro, lo que vamos construyendo abajo y a la izquierda. Estas asambleas son el mundo nuevo posible, que debemos cuidar para que otros y otras lo multipliquen, cuando puedan y quieran.

LINK: https://www.jornada.com.mx/2020/01/31/opinion/018a2pol

DECLARACIÓN PÚBLICA: El 27 y 28 de enero, ¡a apoyar a las y los secundarios!

DECLARACIÓN PÚBLICA: El 27 y 28 de enero, ¡a apoyar a las y los secundarios!

DECLARACIÓN PÚBLICA

El Sindicato único de Trabajadores de la Educación SUTE CONCHALÍ, el Colegio de Profesores Comunal Conchalí, la Asamblea Popular de Conchalí, el Movimiento de Pobladores en Lucha, las Brigadas Arcadio Flores, Movimiento Fuerza Vecinal, Asociación PRAIS Conchalí, Asamblea Territorial San Borja-San Isidro, Cordones Territoriales Valparaíso, Asamblea Barrio Brasil, Asamblea Territorial Juan Antnio Ríos y Colectivo Caracol – El apañe de los Piños; expresan a la comunidad lo siguiente:

Asumimos las justas demandas de las y los jóvenes de nuestro país y en particular de nuestra Comuna de Conchalí en relación con la suspensión de manera definitiva de la Prueba de Selección Universitaria PSU.

Los argumentos de nuestra postura los hemos expuesto en reiteradas ocasiones a lo largo de los años y se fundamentan en la necesidad de un cambio sustantivo en el instrumento PSU, por ser segregador de una gran mayoría de las y los jóvenes del pueblo; posibilitando el ingreso a las Universidades de forma mayoritaria a quienes pertenecen a los segmentos sociales más adinerados y acomodados del país.

Las y los Docentes de Chile, hemos hecho pública nuestra opinión al respecto de la grave crisis que atraviesa la Educación de nuestro país y en dónde la PSU es un eslabón más de la profunda precarización, segmentación y discriminación que reproduce este sistema educativo.

  • Que la Educación de niñas, niños y jóvenes haya sido entregada al mercado para el usufructo de empresarios educativos ha sido nefasto.
  • Que la Constitución de 1980 haya consagrado la Educación como un bien de consumo, dejando el rol del Estado como responsable de ella, transformándose en un Estado Subsidiario y que por ende delega su rol a empresarios es nefasto.
  • Que las y los jóvenes no tengan la posibilidad de vislumbrar horizontes para la construcción de sus vidas, es nefasto.
  • Que dada la precariedad económica de las familias las posibilidades de continuar con sus estudios son mínima, es nefasto.
  • La desigualdad de financiamientos para escuelas y liceos municipales, es nefasta.
  • La falta de infraestructura, materiales, laboratorios, acceso a la cultura, tecnología y espacios específicos para una Educación Técnico Profesional de buen nivel, es nefasta.

Los ámbitos académicos, de Docentes y Trabajadores de Educación hemos dicho que es URGENTE que el Estado de Chile a asuma su responsabilidad fundamental de respetar el Derecho la Educación.

La crisis social de Octubre de 2019, viene a poner de relieve las profundas desigualdades e inequidades del Sistema Subsidiario del Estado de Chile y ha puesto el acento en el nudo del problema el que es el Cambio de la Constitución de 1980. Es en este proceso donde debemos exigir que nuestro país tenga un Estado responsable y garante de la Educación en todos sus niveles y permanente. Jamás se puede volver a aceptar el mercantilismo educativo.

Hoy todo Chile debiese apoyar las demandas estudiantiles de NO MÁS PSU, se debe invalidar el proceso realizado en los primeros días de enero de este año, por no estar las condiciones de tranquilidad para rendir este instrumento, es imposible ir a una evaluación con fuerzas policiales en las sedes de rendición, eso es VIOLENCIA DE UN ESTADO REPRESIVO.

Es VIOLENCIA dejar fuera de la posibilidad de rendir esta prueba a las y los jóvenes que se han manifestado, haciendo uso de su legítimo derecho a expresar sus opiniones.

La VIOLENCIA ejercida sobre los Dirigentes Estudiantiles aplicándoles la Ley de Seguridad Interior del Estado, por defender su derecho a expresar libremente su opinión sobre un tema tan crítico y candente en nuestra sociedad, ¡ES INACEPTABLE!

Finalmente decimos que RECHAZAMOS ESTE ESTADO REPRESIVO Y VIOLENTO QUE PROFUNDIZA EN NUESTRA SOCIEDAD LA SENSACIÓN DE ESTAR EN UNA DICTADURA, EN DONDE NO SE PUEDE DISENTIR NI MANIFESTAR NUESTRO DESCONTENTO POR LAS POLÍTICAS IMPERANTES Y QUE NO RESPONDEN A LAS NECESIDADES DEL PUEBLO DE CHILE.

Conchalí, 23 de enero de 2020.