La actividad contó con la participación de cerca de 50 personas, que conocieron la propuesta de sistematización de experiencias desarrollado por el educador popular chileno Hernán Peralta.

El viernes 23 de enero recién pasado, realizamos el lanzamiento del libro “Cómo hacer para saber qué hacer”, del educador popular chileno Hernán Peralta, en la ciudad de Valparaíso. La actividad, organizada por Editorial Quimantú V Región, el Centro Comunitario Las Cañas y Colectivo Caracol – El apañe de los piños, se realizó en las dependencias del Centro Comunitario, en el Cerro Las Cañas, donde nos reunimos cerca de 50 compañeras y compañeros en un formato de presentación de libro y de taller.

Tallereando…

La jornada comenzó con un pequeño ejercicio donde las y los participantes debían ir rellenando (a medida que iban llegando) palabras, frases o dibujos que representaran la sisitematización para ellas/os, para tener una primera imagen sobre la cual realizar el taller. Luego, Mauri y Oriana -del Centro Comunitario- nos dieron la bienvenida y nos contaron la historia del espacio y de su lucha, y Elias de la Editorial Quimantú hizo una pequeña presentación del proyecto editorial (mientras Diyei No, militante caracolero, instalaba la tiendita Caracol, con nuestros libros, revistas y material educativo).

De ahí, nos tocó a l@s caracol@s: en esta parte, Daniel nos contó la fascinante historia de Hernán y de su método, y luego Lorena nos habló de la importancia política de la sistematización para las organizaciones populares hoy. Después, se presentó un Power Point donde se explicaba paso a paso el método de sistematización que desarrolla Hernán Peralta ocupando para ello imágenes de la “II Escuela de Verano en Sistematización Militante” que Caracol desarrolló en enero del 2018 donde desarrollamos -durante dos días- un proceso de sistematización con cinco organizaciones hermanas. Finalmente, Feña -compañero del Centro y de la EPC Las Cañas- contó su experiencia de participación en esa Escuela y cómo él ve la importancia de reflexionar y aprender de las prácticas organizativas populares.

Y después, obviamente, nos pusimos a tallerear. Para eso, hicimos un ejercicio llamado la “Mini mini mini sistematización” donde los grupos, con un entusiasmo envidiable, reflexionaron sobre las actividades que habíamos hecho en la tarde, los aprendizajes que estaban emergiendo, las sensaciones que teníamos en el espacio y las preguntas que surgían desde ahí. El ejercicio, nos permitió ver cómo -a pesar de haber vivido todas y todos las mismas experiencias- recordamos y valoramos elementos diferentes y que, por lo mismo, mientras más miradas tengamos, mejor es nuestro análisis.

Finalmente, l@s cumpas del Centro nos tenían preparado un rico navegado y música combativa para seguir compartiendo, que se sumaron a los cafecitos y las sopaipillas con pebre que nos repartieron durante toda la actividad. Un cariñito que es importantísimo, porque genera las condiciones para fraternizar y tener confianza para compartir las experiencias.

Para cerrar, solo queremos agradecer el entusiasmo y el compromiso de las y los participantes que hicieron de la experiencia un potentísimo aprendizaje colectivo. Y ojo que, era que no, nos quedamos conspirando con l@s cumpas del Centro Comunitario y se vienen actividades de Educación Popular y Sistematización para la Quinta Región.