Durante los días 29 y 30 de abril fuimos invitados por l @ s compañer @ s de la Escuela Artística Comunitaria de Lo Espejo, para apañarlos con un ciclo formativo de introducción a la Educación Popular. En esos dos días trabajamos con 10 profesoras y profesores, de algunos de los talleres artísticos que imparten  sábado a sábado. A través de cuatro talleres a partir  del juego, el intercambio de experiencias, la reflexión y la discusión colectiva no permitieron adentrarnos en las nociones de Educación Popular, las metodologías participativas y la sistematización de experiencias, todo en la función de poder entregar herramientas que pueden fortalecer la organización y la acción de la escuela.

Así, en estos dos días de trabajo, realizamos cuatro talleres. El primero de ellos, el de ” Introducción a la educación popular ” consistió en ir recorriendo tres “estaciones” donde, a partir de las técnicas participativas, las y los participantes, la vivencia de un ejercicio educativo para luego reflexionar sobre su sentido político y pedagógico.

Luego, pasamos al segundo más alto, el de ” Metodologías participativas “, en el cual por el medio de la presentación de una técnica, fue analizando en la conversación y en el trabajo en grupos, las condiciones que requieren este tipo de actividades para el poder no fortalecer solo la participación, sino también la organización.

El segundo día de trabajo con el tercero más alto, el de ” Historia de la educación popular “, allí, luego de haber delineado un contexto general de los orígenes de la Educación Popular como la corriente en la actualidad, nos pusimos a trabajar en torno al proceso de concientización, en donde cada participante del taller tuvo que reflexionar en torno a cómo hacer su pega dentro de la Escuela Artística Comunitaria compatible para ayudar a desarrollar dicho proceso.

Para rematar estas jornadas nos metimos en el taller de ” Sistematización “, en donde contamos con grandes rasgos de la importancia del sistema y los pasos que propone el educador popular Óscar Jara para ordenar nuestras experiencias. Luego le pasamos la pelota a las personas y los participantes del taller para que elaboren una propuesta de sistematización para su propia organización.

Fue así como cerramos dos jornadas intensas de compartir y de aprender colectivo, agradecemos a todos los compañeros de la Escuela Artística Comunitaria por invitarnos a esta experiencia de autoformación, experiencia que esperamos pueda hacer llegar a nuevos horizontes para la organización popular.