Entre los días 20 y 26 de febrero del 2018, l@s militantes caracoler@s Daniel y Lorena participaron de la Escuela de Verano “Extensión Universitaria y Acción Social” en Costa Rica, en una hermosa actividad organizada por la Unión Latinoamericana de Extensión Universitaria y las Universidades de Costa Rica y la Universidad Nacional de Costa Rica.

El objetivo de la actividad era reunir a académicas/os, investigadores/as, estudiantes, extensionistas y comunidades -fundamentalmente campesinas- de toda Nuestramérica para aprender sobre cómo generar diálogo de saberes entre las universidades y las comunidades, producir saberes desde los territorios, aprender a sistematizar experiencias organizativas y conocer experiencias exitosas donde las universidades se han puesto al servicio de las necesidades populares.

Para ello, durante los siete días de escuela, se desarrollaron talleres, conversatorios, grupos de trabajo y viajes a diferentes comunidades campesinas de toda Costa Rica donde se podía conocer en terreno los diferentes proyectos que se desarrollaban mancomunadamente entre las comunidades y las universidades. En este espacio, nuestra delegación caracolera aprendió y compartió sus saberes en torno a la educación popular y la sistematización de experiencias organizativas. Además, fue una buena instancia donde pudimos reencontrarnos con viejos compañeros de lucha como el educador popular peruano-costarricense Oscar Jara -quien ha impulsado la sistematización de experiencias en toda Nuestramérica- o conocer a grandes compañeras como la educadora popular uruguaya Delia Bianchi, que desde la universidad levanta proyectos de extensión que van al servicio del pueblo uruguayo (…y pasamos el dato que aprovechamos de entrevistarlos, para que estén atentas y atentos a nuestra página y l@s puedan conocer…).

A 100 años del famoso “Grito de Córdoba”, proclama que levantó el estudiantado argentino exigiendo una universidad al servicio de las necesidades populares -y que fue recordado en la Escuela-, se hace necesario entender todos los espacios educativos como espacios de disputa, que deben ser recuperados para que respondan a las necesidades y sueños de las mayorías populares y no de la acumulación del capital. Nosotros y nosotras, como Colectivo Caracol, seguiremos trabajando en esa tarea, en-red-ándonos con estudiantes, académicas/os, investigadoras/es y extensionistas que están trabajando por la construcción de una Universidad Popular.

¡A levantar dos, tres… cien espacios de educación popular!