Cada jueves, alrededor de las 18 horas, nos vamos moviendo a paso de caracol al colegio Paula Jaraquemada de Recoleta, para comenzar con una nueva jornada del curso “Herramientas participativas para el trabajo comunitario” en la Universidad Abierta de Recoleta (UAR), curso que realizamos junto al Nucleo Sentipensante de Metodologías Participativas -compas con los que nos llevamos enredando hace un tiempo en nuestro quehacer- y el Colectivo Vamos Viendo.

 

¿Por qué en la UAR? Es necesario contestar esta pregunta porque nos rondó desde el inicio: porque coincidimos con su propuesta de la formación de sujetos críticos, el acceso a la pluralidad del saber, la construcción comunitaria y en el transformar el orden mencantilizador; porque nos permite seguir compartiendo saberes entre compas de la zona norte de Santiago -al que habíamos llegado menos- y porque era una buena excusa para volver a trabajar con el Núcleo…
Desde nuestra trinchera -la “Educación Popular” y la “Sistematización Militante”-, seguimos apostando a producir saberes desde nuestras prácticas. Por eso, un requisito clave para el curso era ser parte de una organización social, para apostar a la autoeducación y fortalecer a las organizaciones en sus territorios. Hoy, asisten alrededor de 20 compañeras y compañeros con los que vamos co-construyendo saberes, con quienes seguimos por el camino del aprendizaje colectivo y con quienes armamos el programa del curso, porque desde las necesidades de la comunidad (comun-unidad) avanzamos.
Ya vamos para la tercera sesión, de trece que contempla el curso. Y si todo sale bien, ¡repetimos el curso para la gente que se quedó fuera!… así que nos vemos el próximo jueves en el Soviet Jaduísta…😜🤣😜🤣
¡Vamos lento porque vamos lejos!