Para aportar a que la movilización popular siga y se proyecte en el tiempo, escribimos ¡A LEVANTAR LA DEMOCRACIA POPULAR!, una pequeña cartilla que da algunos consejos útiles si es que quieres levantar una Asamblea Territorial o un Cabildo Abierto en tu población o barrio… ¡incluso para quienes no han participado en espacios organizativos!

¡A difundir!

PARA DESCARGAR LA CARTILLA, PINCHE AQUÍ



PARA DESCARGAR LA CARTILLA, PINCHE AQUÍ


(Y SI NO ALCANZA A LEER DE LAS IMÁGENES, ACÁ ABAJO SE LA DEJAMOS DE NUEVO…)


¡A levantar la democracia popular desde los territorios!

La fuerza de la protesta nacional de estos días se tiene que transformar en soberanía popular. El primer paso es que tengamos poder local. Para eso, es necesario levantar Asambleas Territoriales y Cabildos Abiertos que organicen a la población y proyecten la movilización.

¿Cómo hacerlo? Acá te dejamos algunas ideas…

1. ¿Qué es una Asamblea Territorial y cuál es su objetivo

– Es una forma de organización horizontal (todas las personas tienen el mismo poder)

– Es autoconvocada (no viene desde arriba, es levantada por vecinas y vecinos)

– Se enmarca en un territorio específico (una población, varias poblaciones, una comuna).

Sus objetivos son:

– Que los vecinos y vecinas se conozcan y organicen

– Ser un espacio de diálogo político y autoeducación popular

– Discutir de política nacional y elaborar petitorios y propuestas desde las bases

– Levantar proyectos de mejora para los barrios desde los mismos vecinos y vecinas

2. ¿Qué es un Cabildo Abierto?

Los Cabildos son espacios de diálogo social y popular, cuyo objetivo es aunar demandas y elaborar propuestas desde la sociedad civil y se están realizando en diversos territorios del país.

Son autoconvocados (es decir, los organizan los mismos vecinos y vecinas) y después los resultados se van juntando para construir un Petitorio Unificado a nivel nacional que venga desde las bases.

En general, muchos Cabildos están siendo promovidos y sistematizados por la coordinadora de organizaciones llamada “Unidad Social” (unidadsocial.cl)

3. ¿Qué es más importante? ¿La Asamblea o el Cabildo?

Los Cabildos nacieron al calor de la protesta nacional y buscan sintetizar y unificar las múltiples demandas que surgen desde el pueblo. Sin embargo, son solo un momento del proceso ya que aunque tengamos petitorio unificado si no hay un pueblo organizado que lo salga a pelear frente a los ricos y poderosos, no conseguiremos nada.

Por eso: ¡hay que crear, fortalecer y mantener en el tiempo las Asambleas Territoriales!

4. ¿Quién puede convocar a una Asamblea Territorial o un Cabildo?

Como las asambleas y cabildos son autoconvocados, cualquier grupo de vecinas y vecinos organizados en un territorio lo puede convocar.

Si tu barrio o población cuenta con organizaciones previas (juntas de vecinos, clubes deportivos, organizaciones culturales, comunidades cristianas de base, etc.) debes contactarlas y presionarlas para que ayuden en la convocatoria, dejando en claro que en la asamblea funciona la democracia directa (todos los participantes tienen igualdad de poder y decisión).

Si tu barrio no tiene organizaciones, ¡puedes levantar tú la asamblea y el cabildo! Reúne a los vecinos y vecinas que han participado de las movilizaciones estos días, y decidan un día, una hora y un lugar.

El primer paso siempre cuesta, pero: ¡Si no lo haces tú, nadie lo hará por tí!

5. ¿Cómo convoco a mis vecinas y vecinos?

– Lo primero: ¡busca apañe! Con dos o tres vecinos ya pueden empezar a convocar, eligiendo un día y hora donde la gente pueda participar (idealmente en las tardes), en un lugar ojalá visible (una plaza, una cancha, una explanada) para que más gente se sume.

– ¡Haz propaganda en los lugares donde se reúne la gente en tu territorio! Los afiches son siempre buena opción, y deben ser pegados en lugares clave (paraderos, negocios locales, entrada de edificios, etc.).

– ¡La mejor convocatoria es el boca a boca! No todo es facebook ni instagram en esta vida, debes salir a hablar cara a cara con tu barrio. Si haces panfletos, no los tires: el mano a mano es la posibilidad de explicar a la gente el objetivo de la asamblea. Repártelos en la feria, en la plaza, a la salida del consultorio y de los colegios.

– ¿No sabes diseñar un afiche o panfleto? Métete a canva.com (o páginas similares) y verás que hay diseños pre-hechos facilísimos de usar.

6. ¿Cómo coordino una Asamblea o Cabildo?

– Define las reglas del juego: en la asamblea o cabildo todas y todos debemos ser escuchados y ninguna opinión se impone sobre otra. ¡Esto es democracia popular!

– Elijan una persona que modere y que vaya anotando a las personas que piden la palabra. Eviten las discusiones entre dos, que no dejan avanzar la asamblea y establezcan tiempos máximos para cada intervención (dos minutos máximo por palabra, por ejemplo).

– Eviten la duplicación de palabras: que lo que el otro diga sea algo nuevo, no repetir lo que se acaba de decir “con mejores palabras”

– Armen grupos de conversación más que grandes círculos. En los grupos chicos (máximo 8 personas) todos y todas pueden decir su palabra. En los grupos grandes solo habla un puñado (los que tienen más personalidad y “gritan” más fuerte)

– Favorezcan los consensos y no las votaciones.

7. ¿Cómo guío un Cabildo Abierto y qué preguntas se contestan?

– Haz una breve ronda de presentación, donde las personas digan su nombre y el lugar de territorio de donde vienen. Si hay tiempo, que cuenten sus expectativas para la jornada.

– Enumera a las personas y divídelas en grupos equitativos (no más de 8 por grupo)

– Cada grupo debe elegir una persona que modere la conversación y otra que registre los acuerdos.

– La conversación puede durar una hora (o más, dependiendo del ánimo de los grupos) y se hace en base a preguntas como las que siguen (que son similares a las que están trabajando todos los otros Cabildos Abiertos)

1. ¿Cuál es el origen del conflicto actual?¿Qué ha generado el malestar de las vecinas, vecinos y de la sociedad en general?¿Qué oportunidades ofrece esta movilización nacional?

2. ¿ Cómo es posible avanzar en mayor justicia social a partir de lo que ha pasado en estos días? ¿Existen demandas que sean prioritarias para las personas movilizadas? ¿Se necesita una Asamblea Constituyente para transformar Chile?

3. ¿Qué tipo de acciones se pueden realizar para conseguir conseguir estos objetivos? ¿Qué podemos hacer como vecinos y vecinas para apoyar?

– Organiza una plenaria final donde una persona por grupo comente los resultados al resto de la asamblea.

– Organiza una comisión que sintetice los resultados y difundelos luego en el territorio.

– Envía los resultados a las organizaciones que están sistematizando la información para construir el Petitorio Nacional (como Unidad Social, que además solicita le envíen la lista de participantes con nombre y RUT).

8. ¡Mantengamos las Asambleas Territoriales vivas y no dejemos la calle!

Se nos vienen días difíciles en que nos quieren imponer la “normalidad”. ¡Y la normalidad de los ricos y poderosos es precisamente el problema! Por eso, la tarea hoy es doble:

– Mantener la movilización nacional y local: en el centro de Santiago y en los territorios. Si abandonamos la calle, ¡nos encerrarán 30 años más en nuestras casas!

– Fortalecer las asambleas, elaborando calendario de actividades culturales (para sumar a más vecinas y vecinos), de formación y autoeducación popular (nadie se las sabe todas en esta… ¡debemos educarnos en muchos temas!) y de información (pantallazos, diarios murales, boletines, infografías); pero sobre todo, debemos construir proyectos que nos acerquen, desde los territorios, al buen vivir (cooperativas de abastecimiento, recuperación de espacios públicos, democratización de juntas de vecinos, etc.)

¡A levantar dos, tres… cien asambleas territoriales!

¡El nuevo Chile lo haremos desde abajo y sin permiso!

Colectivo Caracol – El apañe de los Piños

Educación Popular – Comunicación Popular – Sistematización Militante

Octubre de 2019 (el mes en que Chile despertó… ¿qué bonito suena, no?)