La revuelta popular no para y desde varios territorios organizados nos han preguntado por esto, así que compartimos algunos consejos rápidos para ponernos manos a la obra.

Lo primero que hay que aclarar es la diferencia entre SISTEMATIZAR INFORMACIÓN y SISTEMATIZAR EXPERIENCIAS.

  1. SISTEMATIZAR INFORMACIÓN es tomar una gran cantidad de información, ordenarla, procesarla y obtener datos útiles o resultados de ella (como lo haría un programa de computadora).
  2. SISTEMATIZAR EXPERIENCIAS es cuando una organización toma su propia experiencia pasada, la ordena, la analiza y aprende de ella produciendo saberes nuevos que vienen desde la misma experiencia organizativa.

Por eso es clave que discutan bien primero qué es lo que quieren o necesitan hacer.

VEAL EL VIDEO AQUÍ ABAJITO

Si necesitan sistematizar la información que está surgiendo desde las asambleas (por ejemplo, las demandas que están emergiendo para construir un Pliego Unificado) lo recomendable es recoger esa información desde las actas, declaraciones, talleres y conversaciones que se han dado en tu asamblea y luego ir ordenando todo según algunos criterios bien definidos.

Como ejemplo, las y los cumpas de la CAT (Coordinadora de Asambleas Territoriales de Santiago) están ordenando las demandas y propuestas de sus asambleas participantes según estos ejes: “Trabajo y relaciones laborales”, “Derechos sociales”, “Justicia”, “Institucionalidad Política”, “Medio Ambiente y energía” y “Economía y Propiedad”.

Puedes usar esos o construir otros criterios, aunque mientras más similares sean los que levantemos desde todo Chile, más fácil será coordinar un solo Pliego de Demandas del Pueblo organizado.

Otros criterios que puedes agregar y que sirven un montón son: dividir entre aquellas demandas que son a corto plazo o inmediatas, aquellas que son a mediano plazo y las que son a largo plazo. O también puedes ordenarlas por “frecuencia”: desde las que se repiten más entre diversas asambleas a las que están recién apareciendo.

Ahora, si lo que quieren es sistematizar la experiencia de su asamblea, cabildo u organización, es otra cosa.

La sistematización de experiencias es un proceso que sirve para muchas cosas. Por ejemplo, para levantar la moral de la organización al ver todo el camino que han recorrido juntos, para aprender de los aciertos y errores que han cometido y así fortalecer el trabajo cotidiano e incluso sirve mucho para darse una pausa, evaluar el camino que han recorrido y desde ahí proyectar colectivamente el futuro. ¡Recuerden que llevamos 57 días pero la lucha debe ser permanente!

Por eso, si es que quieren darle a este proceso, les damos un par de pistas.

Primero, es importante que resguarden la memoria de su organización y que una Comisión recopile y archive las actas, declaraciones públicas, afiches y fotografías de las actividades que han desarrollado. ¡Todo eso les será muy útil para cuando sistematicen!

Lo segundo, es que planifiquen algunas jornadas para esto. La sistematización de experiencias no lo hace una comisión, sino que debe ser un proceso donde, ojalá, participe toda tu asamblea, para que los saberes que surjan desde ahí sean colectivos y el aprendizaje también. Pero ojo, que es un proceso que puede tomar desde un fin de semana hasta un par de meses, por lo que deben planificarlo con tiempo.

Nosotras y nosotros como Caracol – El apañe de los Piños, hemos acompañado varios procesos de sistematización de experiencias porque nos interesa que como pueblo organizado levantemos nuestros propios saberes desde las prácticas mismas, para que no dependamos de ninguna vanguardia iluminada ni académico famosillo para avanzar en las diversas luchas que tenemos. Si les tinca, obvio que los podemos apañar en este proceso lento, pero seguro que es sistematizar…

Y si les tinca seguir aprendiendo de esto, les invitamos a ver un videíto que hicimos hace un tiempo que explica lo que es sistematizar experiencias.