En el marco del desarrollo de nuestra “IV Escuela de Verano Amelia Salazar Jorquera – Educación Popular para el Poder Territorial” realizada en Santiago en enero del 2020, tuvimos la visita de Ciro y Santiago, dos compañeros del MUS – Movimiento de Unidad Secundaria, que viajaron desde Buenos Aires, Argentina, invitados por la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios ACES.

En esta pequeña entrevista nos comentaron desde su perspectiva cómo han visto nuestra revuelta popular iniciada en octubre de 2019, y cómo ha sido relevante el protagonismo de jóvenes y secundarias/os para las luchas en Chile y toda Latinoamérica.

De igual forma, aprovechamos para conversar con el grupo de integrantes de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios ACES, que llegó a la escuela. Allí, nos contaron cómo se venía – en esa fecha – el llamado a movilizarse contra la PSU y cómo el gobierno no ha cesado en la criminalización de las distintas formas de lucha de sus compañeras y compañeros, dejando claro además que el trasfondo de las movilizaciones contra la PSU tiene que ver con enfrentar el sistema de educación de mercado que hoy rige en Chile.

Para no ser menos, le pedimos a dos de sus integrantes que nos regalaran unas palabritas para compartir con ustedes.

Aún en medio de la represión: ¡autoeducación!

Pero esta invitación no era el primer apañe que teníamos con la muchachada secundaria. A comienzos de enero, convocados por la Comisión de Género y la Comisión de Vinculación de la ACES, pudimos concretar un proyecto en conjunto que teníamos planificado desde antes incluso que empezara la revuelta popular: una Escuela de Formación en Educación Popular.

Esta escuela nació a petición de estas comisiones quienes, interesadas de que su trabajo con diversos colegios fuese horizontal y participativo, requerían de mayores herramientas teóricas y prácticas sobre educación popular y metodologías participativas.

Así, durante tres días nos encontramos para aprender colectivamente, planificando talleres y jornadas de trabajo que la organización quiere desarrollar durante su trabajo cotidiano del 2020. Una escuela que se dio en medio de todo el proceso de movilización contra la PSU y la consiguiente represión del gobierno de Sebastián Piñera, con jornadas de trabajo que a veces se interrumpían por alguna noticia o por algun punto de prensa que la ACES debía dar.

A pesar de todo, y por la porfía tan propia de la muchachada secundaria, la escuela se desarrolló con éxito y, esperamos, los resultados se verán en las diversas actividades que organice la ACES con sus pares.

Tallereando con la ACES

Para cerrar, solo queda repetir lo que las chiquillas y chiquillos nos enseñaron: Lo que empezaron las y los secundarios… ¡lo termina el pueblo organizado!